El significado o topónimo de Respenda parece ser el de lugar empinado o pindio. El de Baños es obvio; el de Fontecha, el lugar de la fuente escondida o techada; Ríosmenudos, lugar de riachuelos; Santana, homenajea a Santa Ana y Vega de Riacos, el lugar de la Vega, regada y fértil, de pequeños ríos. Además de todas estas localidades conformaron el ayuntamiento de Respenda los que actualmente y desde 1914 están comprendidos en el de Santibáñez de la Peña.

El “Becerro de Presentaciones” leonés de los siglos XIII – SV inserte a Respenda dentro del arciprestazo de San Román de Entrepeñas junto a su iglesia de Santa María, monasterio del que se pagaba impuestos. Las iglesias de Baños de San Caprasio, de Barajones, entonces citado como “Baraiocas” que advocaban a Santa María, la de Santiago y Santa Maria de Fontecha, la de San Miguel de Ríosmenudos, la de San Saturnino de Cuerno, actualmente, Santa Ana y la de San Juan de Vega, hoy de Riacos. Existía otro pueblo, ya despoblado, llamado Riacos, como las iglesias de San Cosme y San Damián.

A finales del siglo XVI Respenda contaba tan solo 8 vecinos pecheros o que pagaban impuestos, o sea, unos 40 habitantes y a mediados del siglo XIX contaba con 29 vecinos, o bien, 151 habitantes. Ya como ayuntamiento disponía de 3.669 habitantes en 1900, de 4.500 en 1930, de 1.041 en 1960, ya separado Santibáñez de la Peña, y de 225 en 2006.